Informacion

Fabricantes

No hay fabricantes disponibles

Novedades

Proveedores

No hay proveedores

Focos LED

Normativas y ventajas: Tecnología LED se abre camino en alumbrado público

Publicado el : 29/08/2016 13:42:52
Categorías : Iluminación LED

Fuente: revistaei.cl

http://www.revistaei.cl/reportajes/normativas-y-ventajas-tecnologia-led-se-abre-camino-en-alumbrado-publico/

El Ministerio de Energía impulsa un programa de recambio masivo de luminarias en 85 comunas del país. Diversos especialistas plantean que el próximo desafío es desarrollar sistemas inteligentes.

La tecnología de iluminación LED (Lighting Emitting Diode o diodo emisor de luz) se tomó el mercado nacional, apuntando particularmente al nicho del alumbrado público donde existe un amplio potencial de crecimiento, de la mano de la Agenda de Energía, que plantea la instalación de 200.000 luminarias a lo largo del país para posteriormente ver la posibilidad de integrar estas soluciones al desarrollo de redes inteligentes (smart grid).

De acuerdo a los datos de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), al tercer trimestre de este año se ha certificado el ingreso de más de un millón de productos LED en el país, entre luminarias (570.000) y proyectores de área (423.000), los cuales se utilizan en ambientes exteriores.

Robert Schacht, ingeniero de proyectos de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), explica que la iluminación LED es una tecnología relativamente nueva, en un 90% consolidada, aunque le queda espacio para mejorar, lo que se ve en algunos productos en términos de eficacia y distribución lumínica”.

Ernesto Sariego, jefe de Unidad de Alumbrado Público de la SEC, señala a Revista ELECTRICIDAD que la normativa para las instalaciones de alumbrado público LED se ocupa de aspectos como la seguridad; aplicación de la regulación de la contaminación lumínica; parámetros de alumbrado que regulan funcionamiento (encendido/apagado), y aspectos de eficiencia energética.

Víctor Ballivián, presidente de la Corporación de Normalización Electrotécnica (Cornelec) y del Comité Nacional Chileno de la International Electrotechnical Commission (IEC), indica que actualmente está en estudio un reglamento de alumbrado público, que está siendo elaborado por los ministerios de Vivienda y Urbanismo, Obras Públicas y Energía.

Ballivián recuerda que también existe la regulación de la Superintendencia del Medio Ambiente sobre contaminación lumínica, “que se utiliza en las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, donde hay zonas de observación astronómica, para que no dañen la visión nocturna, sin reflejar luz hacia arriba”.

Ventajas
De acuerdo a los especialistas, la tecnología LED presenta ventajas respecto a las tecnologías tradicionales en varios aspectos. Robert Schacht menciona a Revista ELECTRICIDAD que “el LED entrega por hora entre 80 y 120 lúmenes por Watt, mientras que la tecnología tradicional da un poco más de 70 lúmenes por Watt. Además, dada la electrónica que tiene el LED, es más fácil regular la salida de la iluminación.

Por su lado, Ernesto Sariego indica otras características como “encendido instantáneo, alto índice de reproducción de colores, diferentes tonalidades o colores de luz (cálida o fría), menores pérdidas eléctricas de los elementos componentes, menores valores de potencias nominales para un mismo nivel de flujo luminoso, alto rango de temperatura en el entorno de operación, ahorro de costos de mantención, y una mayor vida útil informada”.

Alumbrado público

Considerando estas condiciones, este año se inició el programa para instalar 200.000 luminarias públicas LED a lo largo del país, contemplado en la Agenda de Energía, donde el Ministerio de Energía escogió a 85 municipios para el recambio de 127.000 luminarias en una primera etapa.

“La iluminación pública tiene varios componentes como el recipiente (que debe tener protección contra la entrada de agua y polvo); características de resistencia mecánica, y la óptica que toma la iluminación, proyectándola al lugar que se requiere iluminar con un patrón determinado. Adicionalmente existe el controlador, que es un elemento que convierte la corriente alterna en continua con la que funciona el LED”, precisa Víctor Ballivián.

Roberto Schacht indica que actualmente trabajan en telegestión “en un programa piloto y con programación horaria para recambios masivos de luminarias, en que el mismo sistema programa la regulación de la potencia de las luminarias de acuerdo a ciertos horarios, como bajar la luminosidad en la madrugada, cuando se requieren menos tonos lumínicos, produciendo un ahorro extra”.

El especialista afirma que están implementando un programa piloto de alumbrado LED con telegestión en San Clemente, en la Región del Biobío, además de financiar otra iniciativa en Villa Alemana, para después iniciar programas de recambio en 16 comunas del país.

Por su lado, Francois Lovens, gerente general de Schréder Chile, señala a este medio que en San Clemente se instalarán 2.104 luminarias LED, con “un sistema de iluminación a la carta, que entrega un ahorro energético de hasta 75%, pues permite que las luminarias se enciendan, apaguen o regulen su intensidad en la medida que hay circulación de personas o vehículos. Esto impide los espacios públicos con iluminación a plena potencia, desperdiciando energía”.

“Esto permite que sólo algunos de los LED se enciendan cuando se detecta un ciclista o peatón y que toda la luminaria se encienda cuando un autobús o auto está usando la vía. Asimismo, todas ellas cuentan con un sistema interno de control que da las órdenes de operación a las mismas”, añade el ejecutivo.

Ciudades inteligentes
Los sistemas de telegestión de alumbrado LED que se instalarán en San Clemente forman parte de las redes inteligentes (Smart grid) en las que existe un control centralizado, por zonas, que regula las intensidades de luminosidad.

Jeremías Aryan, Marketing manager de General Electric en el Cono Sur, señala a Revista ELECTRICIDAD que este tipo de iniciativas se enmarca en el concepto de ciudades inteligentes, donde existen sistemas de intercomunicación con los dispositivos LED, “para conectar todas las luminarias con un control central a fin de regular la luminosidad y mejorar los costos de mantenimiento”.

“La luminaria le comunica al control central cuándo hay un desperfecto y cuándo estadísticamente se podría producir uno, por lo que es un sistema de monitoreo de mantención predictiva. Este sistema también manda instrucciones del control central a la luminaria, para modificar intensidad del flujo luminoso, encender o apagarse y darle intermitencia, entre otras funciones”, agrega el ejecutivo.

A juicio de Aryan, la luminaria LED “es una de las piezas de infraestructura municipal más uniformemente distribuida sobre una población para dar un conjunto de servicios tecnificados. Ese es el futuro de las ciudades inteligentes”.

Share